Naciones Indias . es
Area Cultural: Noreste
Narragansett

Histórica nación de lengua algonquina, vivián en territorios de en tiempos coloniales formaban parte de Nueva Inglaterra (en la actual Rhode Island y Conneticut). Su lengua era un dialecto algionquino ampliamente extendido en la región y común a otras naciones. Su sustento dependía de la caza (principalmente ciervos y demás animales del bosque y en gran medida de la agricultura del maíz, guisantes y calabazas, aunque la pesca de salmones era también parte de la dieta habitual, junto con frutas silvestres. Sus viviendas eran cabañas construidas con las cortezas de los árboles, pero con la peculiaridad de que, dependiendo de la estación del año, utilizaban dos, una de gran tamaño y preparada para soportar los rigores del invierno, en la que convivían hasta veinte familias. Por el contrario, en verano se trasladaban a la costa y preparaban alojamientos temporales, levantadas en adobe por el exterior y forradas con esteras en el interior (wigwames o wetus). En su vestimenta se utilizaba la piel de los animales cazados. Los hombres llevaban pantalones y mocasines de piel y las mujeres túnicas y vestidos de este material. Sus impresionantes canoas –que con frecuencia podían alojar a casi cuarenta guerreros- les convertía en peligrosísimos enemigos, capaces de atacar y desaparecer, con una movilidad envidiada por el resto de sus contrincantes.

 

Su estructura social se basaba en aldeas, con un líder de carácter electo, quienes a su vez elegían uno para toda la nación. Existía, pues, una conciencia de nación, reforzada por la creencia religiosa en un dios, Cautantowwit –que les había regalado la semilla del maíz- un dios menor –de nombre Chepi-, un héroe wue había protegido al pueblo en épocas remotas –el gigante Wetucks, también llamado Maushop- y una serie de espíritus de la naturaleza –los manitús-.

 

En su lengua, el nombre dado a sí mismo puede traducirse por el de “La Gente de cabeza pequeña).

 

Los restos arqueológicos demuestran su presencia en la región, al menos hacia el 1.700 antes de Cristo. Pero es muy probable que llegaran entre el 10.000 y el 8.000 a.C. (hay quien remonta su origen a más de 20.000 años).  Sus leyendas ponen nombre al primer líder de la primera aldea: Tashtasick.

 

En función de su distribución geográfica dentro de su territorio, se dividían en ocho grupos tribales: narraganssett, shawomet, pawtuxet, coweset, niantick y sakonet.

Territorio: Rhode Island y Conneticut

 

Lengua: Algonquina

 

Aldeas de cabañas de madera.

 

Caza en los bosque, pesca de salmón y cultivos de maíz, judías, calabazas, etc..

Bandera "Indian Tribe

El primer contacto con los blancos data de 1.524, cuando el explorador italiano Giovanni da Verrazzano exploró la costa atlántica del continente desde las Carolinas (Sur y Norte) y Terranova, incluyendo el actual puerto de Nueva York, la bahía de Narragansett y el río Hudson, al servicio de Francisco I de Francia, con la misión de encontrar un paso hacia la India por el norte, como alternativa a la ruta pretendida por los españoles.

 

Desde 1.620 el trato con los recién llegados colonos británicos fue primeramente pacífico y colaborador. De hecho, se referían a ellos con cierta admiración, denominándoles “ciauquaquock” (los que llevan cuchillos largos –espadas-). Tanto es así que, incitados por los colonos, rompieron sus pactos con los hasta entonces aliados wampanoag, y en 1.621, liderados por Canonicus, entablaron su guerra contra éstos y los pequot. Una guerra que acabaron ganando, hacia 1.636, y que consolidó a la nación como la más poderosa entre el resto de grupos indígenas de la región de los bosques, consiguiendo que muchas de ellas abonaran un tributo en cada cosecha. Ya con anterioridad habían alcanzado esta posición privilegiada y eran considerados los responsables de actuar como pacificadores de los conflictos que estallaban entre sus vecinos, recibiendo un tributo periódico de éstos como respeto y pago por esta acción.

Reconstrucción de un poblado de verano narragansett

Reconstrucción de un poblado de verano narragansett

Pero cuando la ambición territorial británica comenzó a ser evidente y la diplomacia de los colonos paso a ser cosa del pasado, la actitud de los belicosos Narragansett se fue tornando hostil, refiriéndose a los colonos como los “waumpeshau” (los miserables, los despreciables). Liderados por Metacomet, jefe de los wampanoag, una serie de comunidades indígenas, entre las que estaban los narragansett –con su jefe Canonchet-, decidieron oponerse abiertamente a los blancos. La captura de Metacomet, y su muerte mientras permanecía prisionero, desató las hostilidades (1.675). La situación de los colonos fue tan precaria –sin tiempo para recabar socorro de la metrópoli- que tuvo que recurrir a la ayuda de otras naciones indias de la zona. Así fue como los mohawks (que habían desistido el ofrecimiento del fallecido Metacomet de incorporarse a la liga rebelde) quienes atacaran por sorpresa los campamentos narragansett. La crueldad demostrada por ambos bandos que prácticamente se convirtió en una guerra de exterminio. Algunas comunidades nunca volvieron a recuperarse. Así concluyo “la guerra del rey Felipe∫” (que era el nombre dado por los británicos al líder Metacomet).

 

Los narragansett supervivientes que no pudieron refugiarse en otras aldeas, iroquesas en algunos casos, fueron asesinados posteriormente o vendidos como esclavos en puertos del caribe. Sus tierras fueron arrebatadas, legitimando el saqueo sistemático bajo la forma de tratados de paz y cesión de tierras. A los que quedaron recluidos en reservas y a sus descendientes se les prohibió regirse por sus propias leyes y elegir a sus líderes, designándoles un consejo nombrado por los británicos, aunque, en la clandestinidad siguieron manteniendo su autoridad política interna.

 

Se estima que hacia 1.600 su población pudo llegar a más de 8.000 individuos. En 1.880, por el contrario, 324 se asentaban en el área de Charlestown (Rhode Island) y casi con total seguridad no llegaban a los 1.000 el total de supervivientes de aquel desastre, tal fue la debacle sufrida por los Narragansett. Con el tiempo la situación se ha ido remontando y el censo oficial del año 2.000 cifraba en 4.350 la población con esta ascendencia.

 

Ya desde principios del s. XX los descendientes de aquellos belicosos narragansett iniciaron un movimiento reivindicativo de su cultura y de sus derechos históricos sobre la tierra. En 1.934 se les reconoció legalmente como tribu con personalidad jurídica y con el tiempo se les han ido restituyendo parte de los territorios ancestrales.

 

Actualmente, la mayor parte de los que pertenecen a la nación Narragansett se concentran en Charlestown (Rhode Island).