Naciones Indias . es
Area Cultural: Suroeste
Mohave

De lengua Yuma, algunas comunidades vecinas les denominaban "Hamakhava" – Tres Montañas (las tres montañas que componen el macizo de las Needles-, aunque a sí mismos se llamaban “Pipa a'ha macave” (cuyo significado es “Los que vivimos cerca del agua”. Se asentaban en las márgenes de Rí Colorado (Nuevo Méjico), entre las Needles y el Cañón Negro (Black Canyon).

 

Pese a la aridez del territorio, su modo de vida se basaba en la agricultura, desarrollada en pequeñas comunidades, en las que el grupo familiar era la base de su estructura social, organizada en pequeños asentamientos rurales permanentes (que no llegaban al tamaño de poblados), en chozas hechas de barro y paja, dispersas por el paisaje, de forma que cada familia era propietaria de la parcela que rodeaba su vivienda, en la que se los integrantes desarrollaban sus tareas artesanas de cestería y alfarería de gran calidad. Dependían del maíz, calabazas, melones, trigo, habas y del cultivo de diversas legumbres, complementando su dieta con la pesca en el Río Colorado y la caza menor. Con frecuencia, realizaban incursiones hacia la costa californiana del Pacífico para recoger moluscos y pequeños mariscos.

 

Enemigos ancestrales de los pápago y los pima. El primer contacto con los europeos tuvo lugar en 1.540, con la expedición dirigida por Hernando de Alarcón y, posteriormente con Juan de Oñate en 1.605. Ni entonces ni después la relación con los españoles, ni posteriormente con los colonos norteamericanos fueron pacíficas. La Corona española nunca tuvo bajo su control a los mohave, lejos como estaban de guarniciones militares, ni los misioneros católicos tuvieron éxito en sus intentos de evangelización. Su carácter extremadamente belicoso les mantuvo independientes hasta bien entrada la mitad del siglo XIX. De hecho, ya desde antes de 1.800, cualquiera extranjero que intentase atravesar su territorio se exponía a ser atacado. La situación empeoró aun más cuando estalló la fiebre del oro en California, convirtiendo sus tierras en una de las rutas desde el interior del continente a la costa del Pacífico.

El Tratado de Guadalupe, firmado en 1.848 entre Estados Unidos y España supuso la cesión del territorio al gobierno de Washington que, para asegurarse el dominio en la región, construyeron Fort Yuma en territorio histórico mohave. Pero los incidentes violentos prosiguieron con los nuevos colonos. Y así, en 1.858, un grupo de guerrero atacó una caravana a una caravana, acabando con la mayoría de colonos y apoderándose del ganado y los enseres. Las represalias del ejército no se hicieron esperar. La pequeñas fincas fueron destruidas en su mayoría, y la población indígena dispersada. Más de la mitad de los miembros de la nación mohave perdieron la vida en menos de los cinco años siguientes, incluido su líder Cairook, que se ofreció como rehén en un vano intento como mediador. Sin ninguna posibilidad de hacer frente a la maquinaria militar de Washington, en 1.865 se emplazó la primera reserva en Fort MacDowell. En ella fueron emplazados los supervivientes de la resistencia, junto con 700 chemehuevi y kawaiisu.

 

Culturalmente influidos por los hopi, cada núcleo rural –integrado por las fincas próximas- elegía su propio líder, que ejercía funciones políticas y de consejero en tiempos de guerra. En su elección se tenía en cuenta su valor, su experiencia y su habilidad en combate, valorándose especialmente  la costumbre ancestral de conseguir golpear a un guerrero enemigo, en pleno combate, sin matarlo o herirlo. Existía en su seno una sociedad guerrera -kwanami, de ritos secretos-, constituida por arqueros, lanceros y escuderos que distribuían estratégicamente sus misiones en cada conflicto.

 

Su mística religiosa se basaba en la importancia reveladora de los sueños, a través de los que se adquiría poderes y se encomendaban misiones. S reía en la existencia de un único dios creador del mundo, al que se veneraba en ceremonias públicas en las que, a través de canciones (a menudo centenares en cada ceremonia), se narraban mitos y leyendas de su tradición.

Cultuta del Suroeste: Mohave

Territorio: Río Colorado ( Nuevo Méjico.

 

 

Grupo lingüistico: Yuma

 

 

Chozas de adobe que construidas en cada parcela familiar, diseminadas por los campos.

 

 

Dependientes de la agricultura (maíz, calabazas, verduras, legumbres, melones, etc.)

 

 

Sofisticada estructura social jerarquizada. Existencia de sociedades guerreras (Kwanami).

Anciano Mohave

Anciano Mohave

En la actualidad, viven en las reservas de Fuerte Mohave, Río Colorado (Nuevo Méjico) y Fort MacDowell (Arizona). El censo de 1.977 cifraba la población Mohave en 1.500 personas. Después de remontar las 856 que se reconocían en 1.937, aunque la población estimada hacia 1.680 se les calculaba por encima de los 3.000, quizás el mayor número desde la llegada de los europeos a esta región de suroeste del continente.