Naciones Indias . es

Destacados

La Batalla de Greasy Grass Little Big Horn
Batalla de Greasy Grass (Little Big Horn

El ferrocarril y los colonos invadieron las grandes praderas del centro del continente destruyendo el modo de vida de las tribus de la región, acabando con su principal fuente de subsistecia: el búfalo. Con anterioridad a la Guerra de Secesión, la política de Washington era el mantenimiento de los nativos en los territorios al oeste del Mississippi, Pero en 1.867 cambió el criterio que pasó a ser el de reubicar las tribus en reservas, frecuentemente alejadas de sus territorios de origen y donde dicho modo de vida casi nunca era posible mantener.

Cuando en 1.875 comenzó la búsqueda de oro en la región de las Colinas Negras (Black Hills) -territorio dentro de la reserva lakota y consideradas sagradas pora ese pueblo-, el ánimo de las tribus terminó por crisparse y la mayoría de los clanes decidió abandonar el estrecho ámbito en el que habían sido recluidos.

El 1 de febrero 1 de 1.876, el Secretario de Guerra notificó que los Indios que rehusan volver a las reservas fueran considerados "enemigos" y susceptibles de represión militar. Los oficiales, basánndose en cálculos de los agentes responsables de las reservas, concluyendo que no más de ochocientos guerreros podrían encontrarse en esa situación. Con el suministro de estos datos pretendían aparentar la efecacia en el desarrollo de su grestión, pero la realidad posterior demostró que el número sobrepasaba fácilmente los cinco mil...

 

Como consecuencia de todo ello, en junio de 1.876, el General George A. Custer condujo al desastre a un destacamento de doscientos cincuenta hombres en persecución de las partidas de guerreros hostiles -la mayoría sioux y cheyenne- localizadas a la orilla del río Little Bighorn, en Montana.

Una breve nota antecedente

Ajenos a los planes militares, los diferentes clanes sioux, cheyenne, arapahoes, etc. pasaron la primavera concentrados en sus tareas de caza. Se pensaban liberados del compromiso de permanecer en las reservas ante el incumplimiento de los tratados que deberían haber cortado a los invasores el acceso a sus tierras. Su intención de volver no sería reconsiderada hasta la llegada del verano, cuando hubieran podido hacer acopio de provisiones que les aseguraran pasar el invierno sin las necesidades padecidas por la mala gestión de las reservas, en las que la presunta ayuda del Gobierno, comprometida por escrito, llegaba en cantiddades mínimas o caía en manos de especuladores que traficaban con ella, frecuentemente en complicidad con los agentes responsables de su reparto.

Campamento sioux

Llegadas las fechas en las que, por costumbre, los diferentes clanes se unían en grandes campamentos -en los que se intercambiaban bienes y caballos o se concertaban matrimonios-, las orillas del Little Big Horn vio crecer, poco a poco, uno de ellos.

 

 

La planificación militar

El General Sheridan -responsable militar supremo del Departamento de Missouri y encargado de reconducir a las bandas a las reservas- concibe un plan consistente en el despliegue de tres columna que habrían de converger sobre el area en la que se pensaba se refugiaban los elementos rebeldes a la voluntad del Gobierno de Washington:

 

1.- La primera -al mando del General Crook- partiría desde Fort Fetterman, al sur, y se encaminaría hacia el norte.

2.- La segunda -comandada por el General Terry- avanzaría desde el este, desde Fort Abraham Lincoln.

3.- La tercera -con el Coronel Gibbon a la cabeza- desde Fort Ellis en el oeste saldría al encuentro de la columna de Terry.

Planificación de la campaña que desembocó en la batalla de Little Big Horn

 Planificación De La Campaña de 1.876

Emprendida por El Ejército Contra Las Tribus Sioux y Cheyenne Del Norte (General Sheridan)

Las tres columnas tenían como objetivo converger en el area en el que los exploradores -preferentemente crows, enemigos históricos de los sioux- encontraran la mayor concentración de campamentos de los clanes fuera de las reservas; de manera que, encerrados en un bolsa en forma de triángulo, se vieran obligados a ceder a la presión del ejército

Cronología de los días anteriores a la batalla

Marzo de 1.876

Crook, con una fuerza de algo más de ochocientos hombres s su cargo, se halla explorando la región del Río Rosebud, cerca del viejo sendero de Bozeman. Sus patrullas le informan de la presencia de guerreros sioux, seguidores de Caballo Loco, en cuantioso número. Regresa a su base para preparar su avance hacia el norte.

17 de mayo

Terry sale de Fort A. Lincoln con una fuerza de seiscientos soldados de caballería y cuatrocientos de infantería, al encuentro de la caravana de suministros que, desde el este, pretende servir de apoyo logístico en la operación.

29 de mayo

Mil soldados y cuarenta y nueve oficiales parten de Fort Fetterman, comandados por Crook, con la misión de dirigirse hacia el norte. Entre sus objetivos están reducir a las fuerzas de Caballo Loco y cerrar el paso por el sur a quienes pretendan escapar de las columnas de Terry y Gibbon.

9 de Junio

 La columna de Terry alcanza la caravana de suministros cerca de Powder River y prosigue su avance hacia el suroeste.

General Crook

General Crook

Ruta Seguida por el Geneneral Crook

Batalla de Rosebud:

En un combate que dura todo el día, Caballo Loco derrota a la columna de Crook y le obliga a replegarse hacia su punto de origen en Fort Fetterman, con ánimo de protegerse y obtener refuerzos. Caballo Loco, en una decisión estratégica acertada, prefiere no hostigar a los soldados en retirada (circunstancia que le hubiera llevado a alejarse aun más de Little Bighorn) y opta por volver sobre sus pasos, hacia el campamento donde descansa Toro Sentado y el resto de líderes militares y políticos allí reunidos. Como consecuencia de la derrota de Crook, una de las tenazas del plan de Sheridan deja de existir, al tiempo que las fuerzas indias, casi intactactas, permanecen, además juntas y con tiempo para afrontar cualquier otro enfrentamiento descansadas.

 

Ese mismo día, en la columna de Terry se reciben noticias de los exploradores crow, informando de la posición apróximada de las bandas de sioux y cheyennes descontentos. Custer recibe la orden de precisar la posición concreta de los renegados. Terry envía correos a Gibbon (que recibe el día 22) para que, desde el oeste haga lo mismo.

El General Terry recibe a los exploradores enviados por Gibbon -quien días atrás había salido de Fort Ellis con cuatrocientos y cincuenta hombres. En su recorrido hacia el este, Gibbon no ha encontrado fuerzas hostiles.

Desconocedor de los sucesos que han obligado a retroceder a Crook, Terry ordena a Custer que se adelante con su Regimiento y sirva de avanzadilla. Bajo su mando directo quedan 586 jinetes (divididos en doce compañías), con 31 oficiales, 20 civiles, 33 exploradores (en su mayoría crows -junto algunos arikaras-) y una pequeña caravana de mulas de munición y suministros, con la correspondiente dotación militar.

 

Por su parte, Terry prosigue su avance siguiendo el curso del Yellowstone hacia el este, al tiempo que decide acompañar al grueso de la caravana de suministros hasta encontrarse con Gibson y alcanzar, posteriormente, a Custer, en algún lugar al noreste de Little Bighorn.

General Terry

General Terry

Estado Mayor del General Terry

Estado Mayor del General Terry

Las horas previas

22 de junio

Custer, inicia su avance con 850 hombres (doce compañías de caballeía y pequeña caravana de suministros) más los exploradores indios de complemento, Rosebund abajo.

24 de junio

 

Poco después del amanecer, un grupo de exploradores comunican a Custer haber visto a varios jinetes sioux -tal vez cazadores-. A lo largo del día, le llega la noticia de que el grupo de cazadores ha cruzado el valle del Little Bighorn. Animado por la información recibida, Custer da instrucciones a sus exploradores nativos para que se dirijan a las montañas que median entre el Rosebund y el Bighorn, donde piensa que se esconden las bandas de guerreros hostiles.

Howard Terpning - Before the Little Big Horn

Howard Terpning - Before the Little Big Horn

25 de junio

Al amanecer, Boyer y Hombre Blanco Que Corre se acercaron a la cumbre más próxima (Crow's Nest). Desde allí podía verse al oeste todo el valle del Little Bighorn. Fueron los primeros en ver el humo de las pequeñas hogueras de un gran campamento indio. El explorador crow reclamó la atención de compañeros de la patrulla.

 

A través del arikara Estrella Roja, Boyer remitió una nota a Custer -que por entonces ya había alcanzado la confluencia del Rosebud con el Little Bighorn-. Tras recibir el aviso de la patrulla, Custer lee la nota, y con una pequeña escolta se encamina de inmediato a Crow's Nest, y así poder analizar la situación con mayor detenimiento. Tuvo oportunidad de ver la gran manada de caballos reunida en el campamento y con ello hacerse idea del verdadero potencial de sus defensas.

No pudo tener mejor prespectiva de la región. Desde allí, la vista alcanzaba facilmente un horizonte de, al menos, quince millas (hasta David Creek, afluente del Rosebud o el Middle Reno Creek que lo es del Little Bighorn). Custer analizó con sus exploradores la situación, la naturaleza del terreno y la mejor ruta para seguir, y volvío al grueso de su columna, ahora más cerca -un poco al noreste-. Muy pronto, las tropas llegaron a las primeras estribaciones occidentales de las Wolf Montain -al borde de la pradera- y así dio comienzo el día más desafortunado que haya sufrido nunca el ejército nortemericano en sus confrontaciones con los indios.

 

Antes de abandonar la cumbre un explorador crow, Mocasines Peludos, fue enviado, valle abajo, en misión de reconocimiento del terreno y obtener una vista más exacta de la aldea.

Reconstrucción digital del campamento en Little Big Horno, desde la posición de Custer en el Este

Reconstrucción digital del campamento en Little Big Horno,

desde la posición de Custer en el Este

En más de una ocasión tuvo que esquivar a algún que otro grupo de cazadores sioux o cheyenne que bien pudieron adivinar su misión de exploración. Pero, al contrario que en otras ocasiones, los guerreros no huían rapidamente. Tras recibir el informe de Mocasines Peludos, Custer definió su plan de ataque, basado en una tenaza, dividiendo sus tropas en dos grupos principales y un auxiliar.

 

La estrategia de Custer

Contraviniendo las órdenes, Custer no se planteó en ningún momento esperar la llegada de la infantería de Terry -de las que era avanzadilla de descubierta- ni mucho menos a la columna de Gibbon desde el oeste. Tan sólo con que hubiese esperado un día, la superioridad de las fuerzas del ejército hubiera sido aplastante y los guerreros apostados en el campamento hubiera tenido que deponer su resistencia ante el riesgo de que mujeres y niños cayeran en la refriega. El general Terry no tenía órdenes de provocar un enfrentamiento masivo en el que una resistencia desesperada de los indios también suponían un coste elevado en su propio contingente.

 

Bien fuera por un afán de gloria militar o el hipotético desmantelamiento del campamento y dispersión de los clanes por la región, Custer tomó sus propias decisiones.

 

Se dispuso a emplear una estrategia muy similar a la que utilizara con éxito en la masacre de río Wichita: una ataque en pinza, casi simultaneo desde puntos diferentes sobre el campamento. Previamente, y al objeto de cubrir su retaguardia, dispuso que el capitán Benteen explorara su flaco izquierdo (la dirección sur), en previsión de posibles auxilios que llegaran desde el exterior (partidas de cazadores alertados por los disparos, etc).

 

Pero las circunstancias que le propiciaron el éxito tiempo atrás, en el río Wihita, no eran las mismas que las que ahora se presentaban.

Plan de ataque de Custer

En esta ocasión ni las fuerzas que le acompañaban eran considerablemente superiores, ni el efecto sorpresa estaba tan presente como entonces. Si aquel ataque se llevó a cabo al amanecer, cogiendo por sorpresa a un campamento a punto de despertar, éste al borde del Little Bighorn, se hallaba en plena actividad, con partidas de caza a su alrededor que tuvieron tiempo de dar aviso a los jefes de guerra, entre los que se contaban Caballo Loco y Gall.

 

Toro Sentado permaneió en el campamento, encargado de distribuir en pequeños grupos a las mujeres, niños y todos aquellos que no estuvieran en condiciones de tomar las armas. Esta decisión permitía que el desplazmiento de los no cambatientes pudieran ir encontrando refugio en las colinas situadas al norte del campamento, un espacio menos difícil de defender y alejado de la atención de los soldados que se acercaban por el y el este, al menos de momento.