Naciones Indias . es
Area Cultural: California
Karok

Importante nación dentro de la llamada Cultura de California”. De lengua hoka –un dilecto muy ifluenciado por la de sus vecinos Yurok-, se asentaban en el noroeste de California, a lo largo del río Klamath y de la costa del pacífico. Precisamente su nombre significa “río abajo” (derivado del termino “yaruk”), aunque a sí mismos se denominaban “Olekwo’l” (la gente, las personas, el pueblo…).

 

Tribalmente, se organizaban en cincuenta poblados, con un sistema de filiación patrilineal, sustentándose de la pesca del salmón (con sus peculiares plataformas sobre el río, construidas a tal fin), la caza y la recolección e frutos salvajes (bellotas, por ejemplo). El comercio con sus vecinos y la cestería ayudaban a complementar su economía.

 

Con una estructura semejante a la de los Yurok, sus poblados eran, en realidad, una sucesión de pequeñas fincas unifamiliares, diseminadas por el paisaje, más que un campamento o un pueblo como tal, bajo una autoridad política, religiosa o militar. Llevaban en la cabeza una banda cubierta con plumas de gallo, rematadas con tendones de ciervo.

 

La importancia social de sus chamanes se aprecia en la complejidad de sus danzas y los relatos referidos a su mitología. La estratificación social estaba muy presente entre los Karok. Tanto a nivel individual como colectivo, los karok se valían de ritos de purificación El más importante era el “Ciclo de Renovación del Mundo”, mediante el cual, se aseguraba también el bienestar y la riqueza, basado en el recitado de letanías por parte del chamán más anciano de la comunidad. Como en el caso de Hupa y Yurok, anualmente se celebraba la “Danza del Ciervo Blanco”. Pero en la vida cotidiana, el poder espiritual de curar las enfermedades más habituales era tarea de las mujeres, circunstancia que les propiciaba prestigio y riqueza.

Area Cultural de California: Karok

Territorio: Río Klamath (Noroeste de California).

 

Grupo lingüistico: Hoka

 

Unos 50 asentamientos, organizados en pequeñas fincas diseminadas por una área.

 

Dependientes de la pesca del salmón, caza y recolección en pequeños huertos familiares.

 

Alta estratificación social, con ceremonias de refuerzo del estatus social (Potlatch).

 

Importancia social de los chamanes. Compleja Mitología.

Guerrero Karok (1.898)

Como en el caso de numerosas naciones de la cultura de la costa noroeste, los californianos Karok y Yurok celebraban periódicamente ceremonias de tipo potlatch –que muchos estudiosos consideran muy negativamente, por el derroche de bienes natural que suponían-, y danzas de máscaras.

 

La pertenencia una clase social otorgaba derechos o eximía de obligaciones y otorgaba acceso preferente zonas de caza, pesca o recolección. Estos privilegios se trasmitían por herencia, pero también podían transmitirse como dote o sujetos a compraventa.

 

La riqueza se plasmaba por la posesión de cinturones de conchas, tallas de obsidiana, pieles de ciervos blancos, etc. Como en el caso de sus vecinos Yurok, la riqueza era la principal meta social entre los Karok.  Para el transporte fluvial, recurrían a canoas confeccionadas con corteza de sequoya, como los yurok.

 

También la segregación por sexos tenía su transcendencia y su manifestación pública. Los varones compartían en cada poblado una construcción específica que servía como sauna y dormitorio para varones en determinados momentos del año. También las mujeres compartían la llamada “casa de menstruación”.

Guerrero Karok (1.898)

Las disputas y riñas entre individuos podían ser saldadas con compensación económica, por grave que fuera el agravio, Incluso el valor de la vida humana estaba en función de su posición en el escalafón social.

 

Sin duda, karok y yurok son algunas de los grupos nativos más importantes y representativos de la cultura indígena californiana en el norte de la región. Ambos comparten incluso aspectos semejantes en su relación con los blancos. Formalmente formaban parte del imperio español durante la presencia de la Corona en la región. Pero la relación con los blancos nunca fue intensa. Lo mismo ocurrió cuando pasaron a formar parte de Méjico en 1.821. Por el tratado de Guadalupe-Hidalgo, en 1.841 pasaron a formar parte de los Estados Unidos (y en 1.849 del estado de California), aunque la relación con colonos blancos no fue intensa hasta el último cuarto del s. XIX.

Si bien hacia 1.870 se estimaba una población por encima de los 2.00 individuos, las enfermedades llevadas por los blancos y asimilación cultural ha hecho que su número se haya reducido drásticamente. Actualmente ocupan las reservas y tierras en Big Lagoon, Hoopa Valley, Resighini, Trinidad y Yurok, en California.